Crítica ética-moralista, “El fin justifica los medios”.

Crítica ética-moralista y la frase “El fin justifica los medios”.

Se ha puesto en discusión ¿quién fue el autor intelectual de esta frase?, si el gran filósofo político y escritor italiano Nicolás Maquiavelo en su popular obra “El príncipe” o el histórico militar y gobernante francés Napoleón Bonaparte después de haber leído esta misma obra. Muchos historiadores afirman que el verdadero autor de la frase es Napoleón Bonaparte quien después de haber leído el ejemplar de la obra “El príncipe” la cual estaba basada en el comportamiento amoral de la sociedad en su época (la época de Maquiavelo 1469-1527) escribió en la última página del ejemplar, “El fin justifica los medios”.

Existen otros autores jesuitas quienes han escrito frases alusivas a la de Napoleón Bonaparte como la de Baltasar Gracián quien dijo: Todo lo dora un buen fin, aunque lo desmientan los desaciertos de los medios

y Hermann  Busenbaum en un manual de teología moral donde escribió: Cuando el fin es lícito, también los medios son lícitos

En la crítica utilizaremos lo que a modo particular representan los dos grandes códigos éticos-morales  por los cuales se rige una sociedad: La ley ético-moralista cristiana y la ley ético-moralista de los hombres o la sociedad.

Ahora bien pongamos a inferir que perfil tomaría esta frase desde el punto de vista de los dos grandes códigos morales de la sociedad:

Ley Ético-Moralista De Los Hombres o La Sociedad.

¿El fin justifica los medios? Para muchos esta frase ha representado  la excusa perfecta para justificar los actos antiéticos y antimorales que de cierto modo se han formado en la sociedad desde tiempos muy antiguos, los cuales han ido contradiciendo a los derechos más esenciales de la sociedad como lo son: el derecho a la vida, a la educación, a la alimentación, a la igualdad de razas, entre otros más que al paso del tiempo se han ido estableciendo e incorporando como normas morales, ¿y porque se habla de derechos como normas morales? Porque son parte de los requerimientos que la sociedad exige para que los individuos sean parte de estos derechos y  a su vez sujetos a ellos.

Una vez entendido que los derechos hacen parte de las normas ético-morales de una sociedad preguntémonos ¿Es justificable realmente que los hechos sociales que van en contra  de los derechos humanos sean aceptados por el hecho de que el fin es bueno? Ejemplo:

Un hombre que no ha encontrado trabajo por ningún lado y roba a fin de dar de comer a su familia ya que ellos mueren de hambre ¿será justificable la acción de delinquir solo por el hecho de querer dar de comer a su familia? partiendo de una cuestión de supervivencia es justificable ya que nadie te va a regalar nada tendrías que arrebatarlo para sobrevivir, pero la sociedad dicta que dicha acción rompe con estatutos morales y códigos civiles que son de estricto cumplimiento y que el hecho de quebrantarlos representaría la cárcel o la muerte según el delito.

Que en tiempos históricos el hombre blanco esclavizaba al hombre negro a fin de dar de comer a sus familias, aportar a la iglesia, invertir en educación y hacerse rico, ¿será justificada dicha discriminación social acompañada de la esclavización a fin de que una nación tenga que comer y una iglesia tenga recursos para mantenerse, y los niños blancos de dicha nación estudien? En una estructura jerárquica de clases sociales podría resultar justificable ya que el hacendado debe de hacer producir la tierra esclavizando a los de raza negra para su autoconsumo y para el incremento de riquezas den hacendado, así mismo para tener que contribuir a la parroquia donde se encuentra el padre y niños blancos huérfanos, para la educación de estos niños, para financiar proyectos de crecimiento económico, pero por otra parte como se justifica ante la sociedad dicha acción  donde se quebranta el derecho a la igualdad de razas o igualdad de derechos si se observa lo que Marx denominó como: “la explotación del hombre por el hombre” y no un socialismo ecuánime.

Un político que provoca una guerra civil a fin de brindar un mejor nivel de vida y la libertad de una nación a costa de la muerte de miles de inocentes, ¿Es justificable el hecho de haya provocado una guerra civil a costa de la muerte no solo de revolucionarios sino también de miles de inocentes?, la sociedad podría determinarlo como un hecho necesariamente justificable ya que para llegar a un “colectivo beneficio” habría que emplear la fuerza y empuñar las armas, pero se estaría contraponiendo el derecho a la vida lo cual por tercera vez nos muestra que la frase “El fin justifica los medios” no tiene validez dentro de los códigos éticos-morales que la sociedad dicta.

 

La Ley Ético-Moralista Cristiana.

Dentro de la ley ético-moralista cristiana el papel de los derechos humanos como principios idóneos o utópicos de la acción social se ven más sumergidos en un comportamiento eclesiástico  o espiritualista, es decir aquí el derecho no tiene excepciones para unos casos o para otros, ya que independientemente de las circunstancias que se atraviesen, los designios de las normas eclesiásticas lo declararán bueno o malo, de forma más ejemplificada menciono:Una mujer cuyo embarazo ha sido producto de una violación ¿tendrá justificación para abortar a su hijo a fin de evitar el doloroso recuerdo del inesperado modo de embarazo?, la sociedad puede dictar que sí, ya que esta mujer a quien le han quebrantado el derecho a la dignidad y que por ende para solventar dicho quebrantamiento es válido el que se practique el aborto, el código moral cristiano dictaría que no, basándose en el hecho de que quien está en el vientre es un ser viviente y que por ende merece vivir independientemente la forma en la que se haya concebido.

Y qué tal si ahora decimos que la mujer moriría si llegara a tener él bebe ya que sus organismos aún no están actos para este proceso y que una operación le costaría la vida, ¿justifica el fin los medios?, la sociedad puede afirmar que sí, ya que opinan que al no fallecer la madre puede tener la oportunidad de concebir a otro bebé, pero las normas cristianas seguirían dictando que el derecho a la vida de una nueva criatura es indiscutible y que los designios de la vida son irrenunciables y que por ende él bebe merecería vivir a costa de la muerte de la madre.

Un hombre que tiene secuestradas a 10 personas y está dispuesto matarlos y hay otro que lo mata para salvar a las 10 personas, ¿Es justificable dicho fin?, dentro de una sociedad puede decirse que si ya que pones en equivalencia la vida de los 10 seres humanos con la del secuestrador quien de algún modo está incumpliendo con el derecho a la libertad y a la vida, mientras tanto los códigos éticos-moralistas cristianos se opondrán para dicho acto ya que dentro del concepto de vida se toma en cuenta al secuestrador quien hace parte de la sociedad como tal y no merece morir basado en uno de los diez mandamientos de la biblia, “ No matarás”.

Estos y muchos hechos más nos podemos encontrar en el diario vivir ya que estamos propensos a lidiar con problemas antiéticos y antimorales que de cierto modo hacen parte de la vida.

Las condiciones éticos-moralistas desde tiempos muy antiguos han venido preguntándose y a la vez argumentándose la manera más idónea en la que el ser humano debe actuar a fin de lograr  una sociedad comunista donde reine la igualdad de derechos, pero podría dejar a especulación la siguiente pregunta ¿ Es justificable despojar a otro de sus bienes y hasta de su vida por una “necesidad” , como quitar el hambre de una familia  o es justificable dejar morir a una madre por salvar a su bebé?

Las decisiones en cuanto a la manera de actuar estará determinada por el razonamiento de cada individuo y el código de ética y moral que haya adoptado en la trayectoria de su vida, este individuo sin querer se enfrentara a condiciones meramente prudenciales donde lo justo y lo correcto estarán severamente separados, haciendo que las decisiones se tomen desde el punto de vista moralista cristiano o moralista social dependiendo la circunstancia por la que atraviese.

El filósofo prusiano Immanuel Kant dijo:  El hombre es un fin en sí mismo, no un medio para usos de otros individuos.


Daniel Clemente Garcia Cruz

Colaborador De Estudios Económicos y Sociales Polimates

clemente@polimates.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Show Buttons
Hide Buttons