La autoestima como una cualidad valiosa

La autoestima y su importancia en el desarrollo personal – social

La autoestima una cualidad más de que se apropia el ser humano feliz, es uno de los fundamentos de la madurez emocional  y a la vez, base esencial para las buenas relaciones humanas, ya que quien se estima así mismo posee una tendencia de ser más amable, respetuoso y cariñoso con los demás. 

La autoestima, como vivencia psíquica, ha acompañado al ser humano desde sus comienzos, haciéndose notar como una actitud positiva para el crecimiento y el desarrollo personal.

La autoestima tiene tres maneras de presentarse en el ser humano, conocidos también como grados de la autoestima.

  • Autoestima alta:equivale a sentirse confiadamente apto para la vida, o, usando los términos de la definición inicial, sentirse capaz y valioso; o sentirse aceptado como persona.
  • Autoestima baja:es cuando la persona no se siente en disposición para la vida; sentirse equivocado como persona.
  • Término medio de autoestima:es oscilar entre los dos estados anteriores, es decir, sentirse apto e inútil, acertado y equivocado como persona, y manifestar estas incongruencias en la conducta —actuar, unas veces, con sensatez, otras, con irreflexión—-, reforzando, así, la inseguridad. (wikipedia, 2017)

La autoestima positiva  implica:

  • Tener una valoración positiva de si mismo. Pensar bien de su propia persona.
  • Tener autonomía, sentirse dueño y señor de sí mismo.
  • Sentirse competente, apropiado para vivir y merecedor de la felicidad.
  • Sentirse digno de ser amado.
  • Tener una actitud mental positiva, optimismo, fe en el futuro.
  • Ser leal consigo mismo.
  • Creer en uno mismo y en su propio valor.
  • Aceptarse así mismo, sin amargura, reproche ni engaño.
  • Tener amor y respeto por sí mismo.
  • Confianza y seguridad en sí mismo.                                                                                                                                                                                                                                                     Abraham Maslow respecto a la importancia de la autoestima positiva dijo: Es imposible la salud psicológica, a no ser que lo esencial de la persona sea fundamentalmente aceptado, amado y respetado por otros y por ella misma.

Por el contrario cuando hay baja autoestima uno se siente inseguro, carente de valor inapropiado para vivir, no se siente importante para la sociedad, siente que su modo de accionar es repudiado por los demás cuando en realidad no es cierto, ya que es la misma posición psicológica de baja autoestima que hace pensar de esa manera. La mala autoestima es la fuente de muchos antivalores como la envidia, el odio, el irrespeto, entre otros. A su vez afecta las relaciones humanas, genera sentimientos de culpa,  de inferioridad, provoca ansiedad, depresión y en el peor de los casos hasta, el  suicidio. (Martínez., 2012)

Autoestima no es lo mismo que arrogancia, petulancia, soberbia o prepotencia. Al contrario, estas manifestaciones fatuas revelan sentimientos opuesto a la autoestima, ya que son mecanismo de defensa, corazas mentales, que el individuo construye para contrarrestar los antivalores de inferioridad que yacen en el fondo de su personalidad.

La autoestima puede reconocerse a través de los rasgos físicos y de personalidad, entre los cuales se encuentran;

  • El rostro, forma de hablar y moverse del individuo proyecta la felicidad de existir, de estar vivo.
  • El individuo se siente cómodo al ofrecer o recibir halagos, expresiones de afecto, aprecio y demostraciones similares.
  • El individuo está abierto a la crítica y no tiene problema a la hora de reconocer sus errores.
  • Ojos despiertos, brillantes, vivaces.
  • Rostro relajado que exhibe un color natural y una piel tersa.
  • Postura relajada, erguida bien equilibrada.

¿Cómo generar autoestima positiva?

  • Debemos cultivar nuestra independencia intelectual, la capacidad de pensar por nosotros mismos, valorar, juzgar y apreciar por nuestra propia cuenta significa no medir nuestro valor como persona con base de lo que otros digan, si no a través de nuestra propia conciencia.
  • Desarrollar la voluntad de ser eficaces. Ser perseverantes frente a las dificultades, perseguir el perfeccionamiento constante de nuestras habilidades, mantener firme nuestros propósitos, no darnos por vencidos aunque se presenten dificultades.
  • Dejar de menospreciarnos y creernos inferiores a los demás, dejar de creer que nos rechazan o que vamos a fracasa. Recordemos: nadie es superior, ni nadie es inferior a cada uno de nosotros.
  • No tener miedo a equivocarnos, decir algo impropio o inoportuno. Todos cometemos errores de vez en cuando sin que esto signifique una tragedia.

La autoestima permite a las personas enfrentarse a la vida con mayor confianza, benevolencia y optimismo, por consiguiente “alcanzar más fácilmente sus objetivos y autorealizarse”.

Permite que uno sea más ambicioso respecto a lo que espera experimentar emocional, creativa y espiritualmente. Desarrollar la autoestima es ampliar la capacidad de ser felices; la autoestima permite tener el convencimiento de merecer la felicidad.

Comprender esto es fundamental, y redunda en beneficio de todos, pues el desarrollo de la autoestima positiva aumenta la capacidad de tratar a los demás con respeto, benevolencia y buena voluntad, favoreciendo así las relaciones interpersonales enriquecedoras y evitando las destructivas.

Trabajos citados

Martínez., A. H. (julio de 2012). monografias .com. Obtenido de http://www.monografias.com/trabajos93/autoestima-adolescentes/autoestima-adolescentes.shtml

wikipedia. (29 de 04 de 2017). wikipedia. Obtenido de https://es.wikipedia.org/wiki/Autoestima

 


Daniel Clemente Garcia cruz.

Colaborador de estudios económicos y sociales Polimates.

graciad597@yahoo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Show Buttons
Hide Buttons