Economía

El proceso de creación del conocimiento y el valor del conocimiento

By 18 abril, 2017 abril 19th, 2017 No Comments

¿Cuál es la secuencia del conocimiento? ¿Desde dónde sale y hasta dónde llega el conocimiento? En el contexto de la organización, el conocimiento es lo que el recurso humano debe saber y debe hacer, para llevar a cabo el trabajo con la máxima eficacia y eficiencia que sean posibles alcanzar. De acuerdo con Beasley (2003), el proceso de desarrollo del conocimiento inicia con la captura de datos, a su vez los datos dan origen a la información y esta da origen al conocimiento, el conocimiento da origen a la idoneidad  y esta última da  origen al saber.   

Para Beasley (2003: p. 39): “los datos comprenden hechos, representaciones o maneras simples de medir algún aspecto del mundo”, mientras que la información es “una interpretación de los datos basada en un cambio de condiciones y en el paso del tiempo. La información se crea al asignar patrones, relaciones y significado a los datos”.

De acuerdo a Méndez Benavides (2010), el conocimiento es “información organizada dentro de un marco conceptual, un modelo, una visión del mundo, un concepto, un principio, una teoría, una hipótesis o cualquier otra base para la acción que permita comprender más claramente una situación, mejorar la capacidad de resolver los problemas inherentes a ella y tomar decisiones”.

¿Dónde se encuentra el valor del conocimiento? El valor del conocimiento se encuentra en la cantidad  y calidad de conocimiento disponible; en la densidad o profundidad del mismo; en la velocidad de circulación; en la tasa de innovación y desarrollo y en la intensidad del conocimiento como proporción del insumo del producto o servicio.

La economía del conocimiento se caracteriza por el despliegue de actividades productivas donde el conocimiento como proporción del insumo-producto es elevado, dicho de otra manera los productos son intensivos en conocimiento. El poder de la gestión del conocimiento esta en permitir a las organizaciones disponer y aumentar, de forma explícita, la productividad de sus actividades y resaltar su valor como grupo, así como el de los miembros individuales.

Uno de los aspectos más llamativos en la evolución de la interacción social es el incremento de la cantidad y calidad de la información y el conocimiento disponible en el mundo desarrollado. Adicionalmente, sin embargo, la inversión en educación al incrementar el acervo de conocimiento disponible a todas las personas y empresas y la adaptabilidad de la fuerza laboral genera conspicuas ventajas competitivas. Para ello la base es el conocimiento disponible: éste debe transmitirse y conservarse mediante la educación, la formación, la capacitación profesional y la formación permanente. El florecimiento de la cultura depende de forma determinante del conocimiento disponible y de las inversiones en investigación y desarrollo tecnológico.

La calidad del conocimiento hace alusión a la duración de dichos conocimientos en la mente de las personas, a la comprensión alcanzada, a la flexibilidad con que las personas se expresan sobre dicho conocimiento, al uso que se da de ellos y a la capacidad de crítica y autonomía que se alcanza, para saber cuándo es bueno y cuándo no es conveniente aplicar el conocimiento (Garvín, David, 1993).

Gran impacto en la productividad tiene la velocidad con que se transmite el conocimiento a través de los procesos de interacción en el proceso de trabajo, la transferencia tecnológica y la investigación y desarrollo. Muy importante es el valor del conocimiento como proporción del producto, es decir cuánto del 100% del valor de un producto o servicio es agregado por el conocimiento o intensidad del conocimiento en el producto o servicio. En la sociedad del conocimiento ganan aquellas economías cuya producción es más intensiva en conocimientos, generan mayor calidad y cantidad de puestos de trabajo y sus productos son más competitivos en el mercado internacional.

Referencias bibliográficas

Beazley, H, (2003), La continuidad del conocimiento en las empresas: Como conservar el conocimiento y la productividad cuando los empleados se van. San José. Grupo editorial Norma, ISBN: 958-04-7801-5

Méndez, B, (2010). Arquetipo Básico de Gestión para la Dirección de Empresas  Inteligentes Tesis Doctoral, Universidad Estatal a Distancia de Costa Rica (UNED)


Dr. Israel E. Benavides Cerros

Economista, Administrador y Profesor Investigador UPOLI

Colaborador Dirección de Estudios Económicos & Sociales Polimates

Leave a Reply

Centro de Pensamiento Polímates

Una plataforma de investigación multidisciplinaria

Planes de Altamira Ave. Granada; Tip Top 1c. Oeste Managua, Nicaragua 14034

+(505) 8706.5868

info@polimates.org